top
Image Alt

Tahiti (Polinesia Francesa)

Danzas Tradicionales en Tahiti

Tahiti (Polinesia Francesa)

Eventos Corporativos en Tahití

MICE en Polinesia Francesa

Que decir de mi querida Polinesia. El único lugar en el mundo en el que apenas pongo un pie, las lágrimas brotan de mis ojos. Es una sensación única que me atrapa, como si en otra vida hubiera pertenecido a este paraíso.

Como bien dijo Robert Louis Stevenson: “Ningún lugar en el mundo ejerce una atracción tan poderosa sobre quien lo visita”

Tahití Nui y Tahití Iti: dos islas unidas por el istmo Taravao.  Tahití es una isla montañosa de origen volcánico. Una única carretera la recorre durante sus 190 km de perímetro y a cada paso encontramos una sonrisa. La isla concentra alrededor del 70% de la población de Polinesia Francesa.

La isla de Tahití se sitúa en medio del Pacífico Sur, a  unos 4.400 km al sur de Hawái, a 7 900 km de Chile,  a 5.700 km de Australia y a más de 15.000  km de Francia continental.

La diferencia horaria durante nuestro invierno es de 11 horas y en verano de 12. Tiene dos estaciones: la húmeda (de noviembre a abril) y la seca (de mayo a octubre). Las temperaturas son siempre cálidas y el clima es tropical.

Celebra tu Evento de Empresa en Tahiti

Tahití: curiosidades sobre una de las islas más bellas que existen.

En la isla se asentaron los navegantes polinesios hacia el año 300 a.C. pero posteriormente será descubierta por exploradores europeos atraídos por el carácter relajado y risueño de sus gentes. Oficialmente, se considera que la isla fue descubierta en 1606 por el marino y explorador español Pedro Fernández de Quirós. La Corona de España, por orden del Virrey del Perú Manuel de Amat y Juniet, toma posesión de la isla en 1772, siendo uno de sus objetivos evangelizar a su población. A finales del siglo XVIII llegaron a Polinesia misioneros ingleses que la cristianizarían. A mediados del siglo XIX pasaría a ser protectorado y posteriormente colonia francesa. Hoy en día sigue siendo uno de los territorios franceses de ultramar. Les han dotado de infraestructuras, seguridad, hospitales, educación y les han dado acceso a subsidios y alimentos europeos de gran calidad.

Existen hospitales en Tahití y Raiatea y como curiosidad os contaré que, si alguien enferma en una isla remota, el equipo médico se desplaza rápidamente en helicóptero medicalizado para asistirle y trasladarle a estas islas para que pueda ser tratado. Las mujeres embarazadas tendrán que pasar las últimas semanas de gestación en Tahití asegurándose de esta manera estar ya en un hospital en el momento del parto.

El idioma oficial del archipiélago es el francés, si bien es cierto que sus habitantes siguen conservando muy orgullosamente su lengua Tahitiana. Además de la moneda local, el franco pacífico, el euro es aceptado en taxis y algunos establecimientos. Es relativamente fácil encontrar cajeros en el caso de que tengáis que cambiar moneda local.

El plato típico es el pescado crudo generalmente de atún blanco y rojo, mahi mahi o barracuda aderezados con leche de coco y acompañados de zanahorias y hortalizas frescas. La rica cocina polinesia se entremezcla en la mesa con la exquisita cocina francesa maridada además con sus increíbles vinos de Burdeos o de la ribera de río Ródano, en francés “Côtes du Rhône”.

Eventos Corporativos y Actividades en Grupo en Tahiti

Tahití concentra la parte fundamental de la actividad económica de la Polinesia francesa. No sólo aglutina el sector terciario, la industria, la administración y la sanidad, también es el primer productor agrícola del país. Tahití es además famosa por el cultivo de perlas. Es curioso que los antiguos polinesios tenían la creencia de que la magia de sus reflejos multicolor simbolizaba el arcoíris que unía la tierra con los dioses. Arêna Pacific os ofrece la posibilidad de encontrar vuestro tesoro en las ostras de la isla de Taha’a. Es una actividad realmente original y fascinante que nos encanta ofrecer en los eventos corporativos.

Tahiti es el destino ideal para celebrar un inolvidable e insuperable Evento Corporativo de absoluto ensueño

Polinesia Francesa por su misterio, su magia y su extraordinaria belleza es el destino que todo ser humano debería tener la oportunidad de poder visitar al menos una vez en la vida. Es el lugar por antonomasia para celebrar el amor, la vida y los éxitos.

Iniciar la aventura polinesia en Tahití es ideal para aquellos que se trasladen al archipiélago con motivo de un evento corporativo de destino o viajeros que además de querer disfrutar de este bellísimo país, quieran celebrar su boda o renovar sus votos y disfrutar a continuación de una maravillosa e irrepetible luna de miel.

Eventos de Surf en Tahiti: Teahuppo

Si además sois amantes del Surf, Tahití es una parada obligatoria. Teahupoo, Taapuna, Papara y Papenoo son enclaves donde podréis disfrutar de un surf espléndido. Teahupoo (en Tahitíano “muro de calaveras”) es sede fija desde 1999 de una de las pruebas de la World Surf League. Es mundialmente conocida por ser la ola más peligrosa y aterradora del mundo. Si bien el tamaño oscila entre los 5 y los 10 metros, no es esto lo que le hace ser conocida como “la ola del fin del mundo”. Es el hecho de ser una ola increíblemente potente que rompe con gran virulencia sobre una barrera coralina poco profunda y muy afilada.  

Recorrer el interior de la isla de Tahití es algo indescriptible. Hay que vivirlo.  Os dará la posibilidad de admirar de cerca el extinto volcán de Orohena de 2241 metros de altitud y el Monte Aorai. Se organizan tours en 4×4 donde atravesareis ríos, disfrutaréis de uno de los más bellos paisajes nunca vistos y gozaréis de una deliciosa comida en un restaurante tradicional allí ubicado.

No sólo son sus montañas y sus aguas turquesas las que te atraparán, sino que serán sus gentes las que no te dejan marchar.

Nosotros nos hospedamos en una villa sobre el mar, desde la que observábamos las ballenas cada mañana y detrás Moorea. Tan bella y majestuosa, rodeada de numerosas lagunas coralinas. Pasábamos las tardes disfrutando de un cocktail admirando la belleza de sus imponentes montañas cubiertas de un mágico manto verde.

El pintor francés Paul Gauguin vivió en Tahití entre 1891 y 1901 inspirándose en los paisajes y los modelos polinesios. De Polinesia dijo: “El hombre moderno no tiene sitio donde regresar después de haber visto estas islas”. En la localidad Tahitíana de Papeari hay un pequeño museo dedicado a Gauguin que actualmente tiene sus puertas cerradas debido a una inundación sufrida recientemente. El restaurante que lleva su nombre es un bonito local polinesio situado sobre el mar en el que podréis disfrutar de la cocina local y de música en vivo.

Polinesia Francesa es mágica.

La vida nocturna en Papeete es simplemente maravillosa. Una mezcla de culturas polinesia y europea, fundamentalmente francesa. Música en vivo en restaurantes al aire libre, grupos de amigos cantando y bailando. Mujeres que adornan sus negros cabellos con coronas de flores. Risas y más risas. Magia.

Papeete y Tahití te dicen: ¡ quédate conmigo! Y no en vano son muchos los occidentales que han fijado allí su residencia.  Hablando con ellos todos están de acuerdo en algo: aquí nos quedamos.

Polinesia no es para leerla, Polinesia es para Vivirla.

Ofrecemos los mejores eventos corporativos del mundo. De eso, no cabe duda…

Instagram: arenapacific

* Fotografía: Intercontinental Hotel